SUSCRIBETÉ

Infinito Uno | TERRITORIO
17068
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-17068,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
Portfolio

TERRITORIO

About This Project

«He habitado en muchas tierras y en ninguna. Busqué, transité por planos terrestres y psíquicos, intenté escrutar los metafísicos, pero exhausta me paré a contemplar en silencio. Ni deseo, ni esperanza, ni rechazo y negación. Escuché los murmullos de aquellos territorios que ya estaban en mí sin saberlo.»  

Elena Grish     


CONCEPTOS ASOCIADOS AL TERRITORIO DEL BAILARÍN


Cuerpo:

carne / huesos / músculos / articulaciones / piel / órganos / sistemas / células / vida / muerte / orden / estructura / forma / transformación / crecimiento / capas / contorno / límites / flexibilidad / organicidad / biología / física / psicología / arquitectura / fragilidad / dolor / herida / sensibilidad / afectos / emociones / alma / calor / frío / tacto / fluido / oxígeno / respiración / transpiración / rígido / abierto / cerrado / equilibrio / desequilibrio / afectación / enfermedad / sanación / cuidado / nutrientes / descanso / trabajo / potencia / capacidad / posibilidad / cambio / etapas / ciclo / experiencias / relaciones / movimiento / desplazamiento / habitabilidad / medio / espacio / materia / energía / elemento / complejo / identidad / memoria.

 

Otros cuerpos:

interacción / construcción / dialéctica / colaboración / sistema / complejidad / vínculos / afectos / efectos / transferencias / energía / multiplicación / proyección / viaje / acompañamient / diferencia / reconocimiento / permeabilidad / intercambio / afectación / mutación / sentido / pérdida / recorrido / apoyos / etapas / sensibilidad.

 

El espacio escénico:

territorio / habitabilidad / tierra / plano / sujeción / límite / espacio / contenedor / matriz / acogimiento / funcionalidad / posibilidad / hacer / recorrido / movimientos / coreografías / escenografía / bailarines / público / actuación / ensayos / visibilidad / presencia / ausencia /constructo / medio / manifestación / energías / vacíos / llenos / arquitectura / naturaleza / paisaje / sentido / función.

 


 

ENSAYO

EL TERRITORIO DEL BAILARIN

mi cuerpo, los otros cuerpos, el espacio escénico

 


 

«El análisis de la danza, como todo análisis de arte, es invitado a trabajar sobre la materia problemática planteada en y por la obra de arte misma. En danza, esto va más lejos aún: el tipo de percepción que propone el espectáculo coreográfico es a la vez múltiple e íntimo. Multiple porque, además de la mirada, y sin duda en mucha mayor medida que ella, son las sensaciones cinestésicas las que nos ponen en relación con una obra, sus vías de creación, sus objetivos y su sentido. Íntima porque, dado que se trata de las capas sensitivas del tacto, la relación del análisis con los canales de la percepción convocada tiene más que ver con nuestra dimensión más secreta, y a la vez más próxima a lo sensorial y a lo emocional, que con aquello que es directamente traducible en los términos racionalizantes habituales. Y cuando un -contexto- (cultural, artístico) en apariencia más amplio puede iluminar estas prolongaciones del cuerpo a través de la aparición de un gesto, dicho -contexto- se debe establecer y vincular con la materia misma que colorea o que suscita».

Laurence Louppe (Poética de la danza contemporánea)

 

«El campo lo ve todo entre comillas. No será una lámpara, sino una -lámpara-; no una mujer, sino una -mujer-. Percibir el campo en los objetos y las personas es comprender el ser-como-representación-de-un-papel. Es la , más alta expresión, en la sensibilidad, de la  metáfora de la vida como teatro».

Susan Sontag, Notes on Camp


Mi cuerpo:

 

Mi cuerpo como materia prima, pero también como territorio donde cada gesto ejecuta su movimiento, su trayectoria, vibra y se hace visible. Cada parte del cuerpo del bailarín como materia y como soporte para la propia danza. El cuerpo como matriz y punto primigenio (junto con los afectos) de la energía dancística.

 

El cuerpo del danzante como terreno habitable por energías, sensibilidades, afectividades, como lugar habitado por vida, atravesado por signos, por hitos, por planos, patrones, sistemas, memorias, conciencias. Un espacio que muta y que va transformando su forma y contorno mediante los procesos de intercambio que en él se producen. Un espacio con sus propias leyes y límites, con su propia mentalidad y cultura, con sus necesidades y procesos propios. Un lugar cargado de presencias ocultas, de vivencias, que es transitado por sentimientos y recuerdos impresos en su piel y en sus átomos, por códigos que le dan forma. El cuerpo como organismo vivo sí, pero también como espacio de habitabilidad que acoge multiplicidades vivas.

 

Los otros cuerpos:

 

Los otros cuerpos ¿una prolongación de mi propia corporeidad? Mi carne se expande por un espacio vibracional, conectando mi propia vibración a las de los otros cuerpos danzantes.

 

Un encuentro energético físico, emocional, espiritual, del ser que se reconoce durante un tiempo secuencial rítmico en el otro. Un ser expandido en un espacio múltiple y unitario que es dinámico y a la vez se pierde en una dimensión atemporal presente. Ser carne, ser vibración, ser espíritu, ser movimiento, ser el otro, ser uno, ser espacio-paisaje,  ser-sensibilidad en estado esencial.

 

Los pasos dados hacia una trayectoria directamente proporcional al anhelo del encuentro con el otro, los gestos esculpidos por un devenir de afectos que conmueven

 

las almas danzantes, que inmersas en un baile frenético y pausado, se abandonan a la energía cinética de ese mar sensorial que los contiene abrazándolos en su seno, en su oleaje embravecido, en su vaivén rítmico, en su fondo calmo, en su corazón agitado por un devenir de tiempos pasados, presentes y futuros. Mi propia entidad difuminada en un lugar innombrable por la palabra, un lugar donde solo la sensibilidad de un cuerpo multidimensional abandonado a su esencia puede experimentar.

 

El espacio escénico:

 

El espacio escénico es el territorio, junto a la sala de ensayos, más habitado por el bailarín. Horas de transferencias entre danzas, bailarines y espectadores se producen en este espacio tan especial. Espacio donde se producen trances, que es soporte para la experiencias de éxtasis, de felicidad, de elevación durante el movimiento febril de los cuerpos. Pero también lugar donde el llanto, el dolor, la frustración, los nervios, la duda, la incertidumbre, los fallos conviven entre sí, creándose un cosmos de emotividades que interceptan trayectorias de ida y vuelta entre artistas, público, técnicos…Todos estos protagonistas crean y transforman este territorio físico en un territorio afectivo múltiple, rico e intenso, donde la magia puede aparecer en cualquier momento.

 

Al hablar de espacio escénico nuestra primera imagen es un teatro, un lugar arquitectónico, cerrado o abierto con un escenario. Sin embargo, el paradigma esta cambiando y también los soportes que se usan para la creación. Hoy en día por espacio escénico podemos entender una diversidad de espacios mucho más flexibles y abiertos a otras posibilidades que las clásicas. Por ejemplo, bailar en o el paisaje natural, danzar la naturaleza. Esta posibilidad que he empezado a usar en video danza, y recojo en el vídeo cápsula de «mi infinito», me atrae muchísimo y deseo porder explorarla en trabajos y ensayos venideros. De momento solo menciono este horizonte a explorar con la experiencia del cuerpo en movimiento, integrado con su entorno más primigenio.

 

Dejo abiertas las siguientes preguntas, que me fueron inspiradas en la presentación del libro de Juan Miguel Hernández León «Ser-paisaje»: ¿qué es el paisaje? ¿veo o siento el paisaje? ¿está el bailarín desligado de ese ser-paisaje-territorio escénico?¿cómo consigue danzar siendo él mismo ese paisaje?

 


 

«Decir y no ser, ya que aquellos interrogantes arrastran las condiciones impuestas por una palabra, por un decir, que nos devuelve una esencia ya preconcebida. Sólo soslayándolos parace posible evitar la consideración de la experiencia del territorio como un -objeto-, ajeno a la complejidad de un paisaje-ser que resulta de pensar un concepto que dé cuenta de la multiplicidad que encierra el dominio de la representación. Y así también, quizá, aproximarse a la idea de una arquitectura del paisaje».

Ser-paisaje. Juan Miguel Hernández León

«El espacio, en otras palabras, se abre y se ahueca. Dejar de ser el medio donde se sitúan las cosas, es su pulsación continua, y en su surgimiento mismo se abre la mirada que a él se arroja.»

Pierre Kaufmann

«Todo gesto modifica el espacio». Jacqueline Ribinson

«Cada territorio, cada hábitat, une sus planos o sus lienzos de pared no solo espacio-temporales, sino cualitativos: por ejemplo una postura y un canto, un canto y un color, unos perceptos y unos afectos.(…) Y cada territorio engloba o secciona territorios de otras especies, o intercepta unos trayectos de uniones interespecíficas.»

Gilles Deleuze y Féliz Guattari ¿Qué es la filosofía?

«Y es que el territorio no se limita a  aislar y a juntar, se abre hacia unas fuerzas cósmicas que suben de dentro o que provienen de fuera, y vuelven sensibles su efecto sobre el morador.»

Gilles Deleuze y Féliz Guattari ¿Qué es la filosofía?

«Encajar estos marcos o unir todos estos planos…es un sistema compuesto, pletórico de puntos y de contrapuntos. Los marcos y sus uniones sostienen los bloques de sensaciones, hacen que se sostengan las figuras, se confundan con su hacer-que-se-sostenga, su propia forma de sostenerse…los marcos o los lienzos de pared no son coordenadas, pertenecen a los compuestos de sensaciones cuyas facetas, interfaces, constituyen».

Gilles Deleuze y Féliz Guattari ¿Qué es la filosofía?


 

Para concluir este ensayo (pero dejándolo abierto al mismo tiempo) me gustaría hacer un último apunte, siguiendo la analogía de espacio y territorio. Desde este plano de corte de reflexión de la realidad del territorio del bailarín como tres posibilidades: mi cuerpo, los otros cuerpos y el espacio escénico, me pregunto cómo estos tres planos pueden ser integrados en la experiencia de la práctica del bailarín diaria. Para ello haré una analogía más, compararé a mi cuerpo con una semilla perteneciente a una especie que le dicta las condiciones ambientales específicas bajo las que podrá desarrollarse. Por lo tanto, me invito a mi misma a reconocer mi propia singularidad y la especificidad a la que pertenece mi cuerpo (con su fisicalidad y afectos),a la que pertenece mi ser. Seguido me aseguraré la elección de un terreno y un ambiente con las condiciones de habitabilidad y nutrientes que la liberación de mi potencial requiere. Pues de poco sirve saber que tienes un potencial, si no sé definir, o intuir al menos, mis propias necesidades para mi desarrollo y para posibilitar al final la práctica de mi danza a través de estos soportes.

 

Hecha esta reflexión, tengo la necesidad de habitar un nuevo territorio-territorios que me permitan una estabilidad o equilibrio energético-afectivo mayor a los que los territorios de los bailarines profesionales medios posibilitan o me posibilitan a mí. Quizás, esta sea una de las razones por las que abro este espacio transmedia de experimentación y reflexión.

 

Por último, entiendo que la definición de cualquier territorio estará condicionada por mis propias condiciones y vivencias externas e internas. Mis creencias y mi condición interna, son susceptibles de modificar el territorio que habite haciéndolo florecer o apoyando su escasez e infertilidad.

 

Por lo tanto, me doy permiso para explorar mi propia sensibilidad y la de mis espacios. Me doy permiso para generar a partir de mi materia  interna  mundos  múltiples.  Esto parte de mi deseo de experimentar tácito, que me permitiré en esta plataforma virtual por nombre Infinito Uno, y en la que estarán muy presentes la atención y la mirada, el silencio y la coherencia e integración de las partes.

 

 Elena Grish

Date:

30 Junio

Category:
10 Ensayos. Punto de Partida.
Temática del proyecto:

10 Ensayos como aproximación a mi danza.

ENERGÍA
10 Ensayos. Punto de Partida.
MATERIA PRIMA
10 Ensayos. Punto de Partida.