SUSCRIBETÉ

Infinito Uno | INFINITO IGUAL A UNO
17066
single,single-portfolio_page,postid-17066,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
Portfolio

INFINITO IGUAL A UNO

About This Project

“El universo entero resuena en mi átomo esencial enlazando y dando coherencia a la multiplicidad de fragmentos que componen mi ser. Fragmentos que se transforman en uno al conectarse con el resto del mundo.”

Elena Grish


CONCEPTOS ASOCIADOS A INFINITO IGUAL A UNO


Dios / inmanencia / multiplicidad / unidad / diversidad / universo / cosmos / posibilidades / singularidades / ramificación fractal / rizoma / expansión / alcance / ilimitado / realidad / poliédrica / profundidad / extensión / dimensiones / planos /alcances / conocimiento / comprensión / aplicación / disección / complejidad /simplicidad / contenedor / creación / transformación/ miradas / ángulos / realidad / verdad / atemporalidad / espacio / patrón / orden /caos / pluridimensional / intersecciones / vínculos / lugares / visible / invisible / misterio / atemporalidad / desintegración / relatividad /espacio / trascendencia / Tao / vacío /  lleno / coherencia / sagrado / unidades / sistemas / redes / geometría / sublime / belleza /apolíneo.


 


 

“Un mundo basado en el amor absoluto no es un mundo de censura mutua. Se convierte en un mundo creativo mediante el amor y el respeto mutuos, mediante el  hacerse uno el tú y el yo. En tal dimensión cada valor se concibe desde la perspectiva de la creatividad que brota del amor. Sin amor no se da auténtica creatividad…ya que se debe por completo al poder que desde fuera nos capacita y no a nuestras propias fuerzas. Su noción de aceptación sin esfuerzo …lleva consigo esta manera de entender la creatividad.”

Pensar desde la nada ensayos sobre filosofía oriental. Kitaro Nishida.

 


 

ENSAYO

INFINITO IGUAL A UNO

 


 

Ser infinito siendo uno con los otros

 

En una época donde la preocupación por lograr una voz singular del artista (claramente diferenciada y destacada del resto) no solo tiene más importancia que nunca, sino que es condición sine qua non para alcanzar un “supuesto éxito” profesional y reconocimiento del trabajo creativo propio. La necesidad de diferenciación, el deseo de reconocimiento externo, el orgullo de ser único pero a la vez encajar dentro de un canon rigurosamente establecido por los gustos estéticos, teóricos y puestos en valor por la época en que vive el propio artista, no solo definen el trayecto, desarrollo profesional y la materialidad formal de la obra , el sentido y propósito de ésta, sino que lo conduce a menudo  a una desconexión con una realidad única compuesta de multiplicidades íntimamente conectadas entre sí, unos patrones de singularidades que no pueden entenderse fuera de la trama a la que pertenecen, cada una con una voz especifica, sí , pero a la vez íntimamente influenciada y compuesta por superposiciones y transferencias con el resto de voces y de tramas. Una voz que cobra sentido en el enriquecimiento producido en el intercambio continuo con la pluralidad. Un sentido que no tiene otro, que poner de manifiesto una unidad inmanente desplegada  en una diversidad  contingente de voces y de formas interconectadas y unidas articularmente, que responden a un mismo propósito de existencia, de coherencia y de ser único y a la vez diverso.

 

Esta desconexión, tiene implicaciones mucho más profundas y obstrusas de las que aquí reflexiono superficialmente. Pero entre ellas, un sufrimiento innecesario individual, una pérdida de sentido y coherencia del artista y a menudo de su obra, que en muchos casos funciona como objeto aislado, incomprendido y sin posibilidad de intercambio de nutrientes para el alma del creador  y del espectador. Intercambio nutritivo de los afectos del alma, que a mi juicio, es uno de los propósitos de toda creación. Pues el perfeccionamiento holístico de arte y artista en términos de cuerpo, espíritu e intelecto debería ser un eje vertebrador de todo trayecto creativo y existencial comprendido como un camino de crecimiento individual y colectivo que avanzan paralelamente, contribuyendo cada uno al progreso del otro y apoyándose e impulsándose mutuamente. De modo, que el logro de uno sea el logro de la totalidad y viceversa, el protagonista ya no es uno, que también, sino un todo que se refleja en el uno y un uno que es manifestación sutil de ese todo. En cualquier caso, un proceso de crecimiento orgánico donde infinito es igual a uno y uno es igual a infinito.

 


 

“Esta es la identidad absolutamente contradictoria, la relación de sí mismo y lo otro. Entendiendo lo otro a través de mi propia actividad consciente. Mi actividad consciente no se origina ni desde fuera ni desde dentro: el sí mismo y lo otro se originan mutuamente mediante la expresión mutua. El sí mismo y lo otro interactúan de esta manera. Ni el sí mismo se convierte en el otro, ni viceversa. Lo otro crea simultáneamente al sí mismo como su propia autoexpresión. La relación de Tú y Yo entre personas es justamente una relación así, de expresión mutua. Esta  dimensión de autoexpresión dinámica es la dimensión de transformación mutua y de expresión mutua.”

Pensar desde la nada ensayos sobre filosofía oriental. Kitaro Nishida


 

Ser infinito siendo uno con el todo

 

Vivimos en un momento histórico de grandes cambios estructurales, individuales, colectivos…Una época de frenesí por hacer y donde cada vez menos hay cabida para el ser. Donde los elementos que componen su sociedad, donde las partes que componen a sus individuos, donde las áreas del conocimiento que la cartografían cada vez se sienten más divididas, hasta llegar a los límites de perder su sentido de ser y de hacer. La sociedad ha llevado esta separación entre sus partes (propia de un momento de cambio de paradigma) hasta unos extremos tales de división interna y externa que la falta de coherencia y la ruptura de vínculos y apoyos es más evidente que nunca.

 

Pero a la vez, esta ruptura y surgimiento de una nueva forma de entender-entenderse, y por lo tanto ser y construir, nos pone en un momento privilegiado de oportunidad y de metamorfosis para ampliar nuestros alcances, nuestra conciencia y llevarla hasta más allá de los límites establecidos, dándonos la oportunidad única de ser creativo para adoptar nuevas formas, nuevas estructuras, nuevos vínculos, nuevos estados del ser, nuevas dimensiones de habitabilidad, nuevos espacios de comprensión y de sentir.

 

Un momento de oportunidad, que no deberíamos dejar escapar. porque es en este momento, en este uno, que ese infinito de nuevos horizontes nos tiende su mano amiga para avanzar hacia una nueva forma de ser.

 

Quiero concluir este espacio-ensayo proponiendo un momento de reflexión y de permisión para pensarse y sentirse uno. Sentirse esa unidad hecha de infinitas multiplicidades que somos cada uno (y que ya Tomas Herst nos vaticinaba en su novela  “El Lobo Estepario”), esa unidad que es singular, única, pero que está en coherencia entre todas sus partes, que posee un cuerpo estructurado pero que también es flexible, poroso, permeable al cambio y al intercambio de nutrientes, a la transformación continua. Que tiende a la organicidad, que se piensa a sí misma en términos de un proceso continuo de desarrollo con diferentes etapas, distintos tiempos y necesidades, diferentes espacios en los que habitar. Como un organismos en un cosmos de organicidad viva, que vibra, siente, pero que lo hace con un sentido claro de propósito, de ser, de hacer, de existir, de individualidad y de singularidad, de pertenencia a una comunidad, de conexión, de vivir en red, de cohesión.

 

Por lo tanto, y enlazando esta propuesta a ser una unidad singular en coherencia desde el punto de vista de ser-bailarín, me invito a mí misma (y por extensión a quién lea este ensayo) a: ser uno con la música, a ser uno con el espacio, a ser uno con los otros cuerpos, a ser uno con el público, a ser uno con mi baile, a ser uno con mi cuerpo, con mi mente y con mi espíritu. Ser una unidad coherente para ser infinita.

Elena Grish

 

Date:

30 Junio

Custom Field:

Lorem ipsum dolor sit amet

PERFECCIONAMIENTO
10 Ensayos. Punto de Partida.
2p_mi-perfeccionamiento_elena-grish_infinito-uno_bailarina_logo-copia